Dragon Ball Super: ¡Pase lo que pase no debo llorar!, ¡¡No podéis hacerme llorar!! (Resumen del capítulo 126)

En el transcurso de la semana se generaron varias teorías que intentaban explicar como Vegeta lograría vencer al Dios de la destrucción Toppo, con la ayuda de Freezer y Número 17, sin embargo, ninguna pudo predecir que veríamos algo que marco a muchos en antaño con Dragon Ball Z.

El inicio del capítulo 126 comenzó mostrándonos un pequeño resumen de los sucesos acontecidos en el capítulo anterior, Toppo seguía presionando a Número 17 y este no podía combatir cuerpo a cuerpo en contra de semejante poder.

 

A pesar de que número 17 ideo algunas estrategias para dejar fuera de combate a su adversario, este ni siquiera se inmutaba al estar rodeado con la energía de la destrucción.

Justo en el momento en que Toppo estaba a punto de derrotar a Número 17, el emperador del mal apareció en el mejor momento para detenerlo.

Desgraciadamente el poder y las habilidades de Toppo sobrepasan al cansado cuerpo de Freezer.

En medio del combate, Toppo se percata de que Jiren estaba siendo presionado por los constantes ataques de Goku y Vegeta, por lo cual, decide ir a ayudarlo para así eliminar a los guerreros más poderosos del universo 7.

Vegeta se ve impactado por uno de los golpes de Toppo y debido a ello comienza una pelea decisiva entre estos 2 guerreros.

Vegeta intenta hacer lo posible para resistir los tremendos ataque de Toppo que sean visto incrementados en poder debido a su nuevo estado.

Lamentablemente Toppo ya no esta jugando y decide que es hora de terminar con todo de una vez por todas, un choque de energía de destrucción choca en contra del ataque de Vegeta, el cual se niega a rendirse a pesar de su imponente rival.

El príncipe Saiyajin se ve sorprendido debido al gran aumento de poder que ha obtenido su adversario, sin embargo, Vegeta no se doblegara por que aun tiene cosas que proteger y una promesa que cumplir.

Toppo decide reiniciar la batalla y le propina varios golpes a Vegeta, este solo puede defenderse en algunas ocasiones, sin embargo, la superioridad de su rival lo pone en aprietos.

Vegeta no comprende que es lo que le sucedió a su rival, su poder no es lo único que cambio, ahora sus ideales son tan oscuros como su Hakai.

El líder de las tropas del orgullo a desaparecido y en su lugar nos encontramos a un ser indiferente entre el bien y el mal, para el, la justicia ahora es irrelevante y lo único que importa es sobrevivir.

Es hora de ponerle fin a la pelea, Toppo esta descontrolado y ataca a Vegeta con el ataque más poderoso que tiene, incluso Bills sabe que si Vegeta recibe ese impacto podría ser eliminado del torneo o peor.

Aquí comienza el momento épico del capítulo


Vegeta sabe perfectamente que ese ataque puede ponerle fin a su participación en el torneo del poder, justo en el último momento recuerda las razones por las cuales esta peleando., Esto ya parecía un guiño a DBZ, sin embargo nadie estaba preparado para lo que veríamos más adelante.

Vegeta demuestra nuevamente por que merece ser llamado el príncipe de los Saiyajins, este se niega a sacrificar las cosas que ama para volverse más fuerte, en cambio Toppo le dio la espalda a todo en lo que creía para sobrevivir.

Llega el turno de Vegeta y ahora es este el que le propina una brutal golpiza al Dios de la destrucción Toppo.

La lluvia de golpes no se detiene, Vegeta sigue atacando de forma constante, Toppo se ve indefenso ante la gran voluntad de su adversario.

La presión comienza ha sentirse y el Dios de la destrucción del universo 11 le ordena a Toppo que destruya todo si es necesario para ganar.

Toppo le hace caso a su Dios de la destrucción, los motivos de Toppo siguen siendo ajenos y no parece que vaya a cambiar su mentalidad.

Lamentablemente Vegeta a sobrepasado sus limites y ahora es mucho más fuerte que la energía de la destrucción.

Vegeta decide que es hora de acabar con la pelea antes de que su oponente logre sobreponerse, para esto, comienza a cargar toda su energía de una manera impresionante, pareciera que Vegeta pensar en sacrificarse para derrotar a su rival.

Y comienzan las lagrimas, el capítulo 126 habré nuevamente las heridas del pasado al mostrarnos como Vegeta se sacrifico en contra de Majin Buu para proteger a sus seres queridos en el pasado, recordemos que este fue el motivo que humanizo a Vegeta.

El ataque de Vegeta es idéntico al que utilizo en contra de Majin Buu, Toppo intento acabar con Vegeta al lanzar un enorme Hakai, sin embargo, la fuerza de voluntad del principe Saiyajin pudo romper todos los limites conocidos.

Toppo no puede crear la cantidad de poder que su adversario posee, su expresión lo dice todo.

La gran explosión lanzo por los aires a Toppo, este no logro protegerse de la explosión y fue eliminado del torneo del poder.

Afortunadamente Vegeta a logrado sobrevivir al imponente ataque que ha liberado, esto se deba a que su cuerpo es mucho más resistente que antaño.

Toppo y Dyspo han sido eliminados y Jiren se avergüenza de ambos por su bajo desempeño.

El capítulo 126 termina no sin antes mostrarnos lo que ya se veía venir, Jiren esta a punto de liberar ese poder oculto que hasta el momento a guardado.

Solo quedan 4 minutos para que finalice el torneo del poder y con el fin de este capítulo, ahora deberemos esperar una semana más para presenciar lo que sucederá en el capítulo 127.

Autor: Luis

Mi nombre es Luis, Soy ingeniero en Electrónica y un apasionado en el mundo de Dragon Ball, como muchos, viví la época en la que debías correr al salir de la escuela para poder ver Dragon Ball Z en Canal 5.

Ver todos los artículos de Luis →

Deja un comentario