Dragon Ball Xenoverse 2: Nueva Información

Dragon Ball Xenoverse 2

Esta semana el número de agosto de 2016 de la revista V-Jump de Shueisha en Japón, contiene una breve actualización sobre el siguiente videojuego de Bandai Namco: Dragon Ball Xenoverse 2.

El juego comienza en el Año 852, dos años después del “Incidente de Demigra” (es decir, el primer juego de Dragon Ball Xenoverse) en el Año 850. Desde entonces, la patrulla de tiempo se ha expandido, y los jugadores asumirán el papel de un nuevo recluta.

La historia está cambiando, con Turles (de Dragon Ball Z – La Batalla Más Grande del Mundo Está Por Comenzar” Película 3) y Cooler (de “Dragon Ball Z – Los Rivales más Poderosos” Película 5 ) que aparecen en Namek, las Fuerzas Especiales Ginyu llegan a ser más poderosos al comer el fruto del árbol Shinsei-ju (Árbol Sagrado)…

Esta vez el jugador no sólo debe reparar el transcurso del tiempo, también deberá infiltrarse como incógnito para unirse al ejército de Freezer.

Dragon Ball Xenoverse 2

Dragon Ball Xenoverse 2 está en desarrollo para PlayStation 4, Xbox One y PC. El juego está previsto para su lanzamiento en Japón este invierno, con un lanzamiento previsto para 2016 en territorios internacionales.

Dragon Ball Xenoverse 2 Dragon Ball Xenoverse 2 Dragon Ball Xenoverse 2

El juego Dragon Ball Xenoverse, desarrollado por Namco Bandai para Dimps, se anunció en mayo de 2014 y se puso en marcha en febrero del año 2015 para PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360, Xbox One, y PC a nivel internacional.

El juego vio a un personaje creado por el usuario haciendo equipo con Trunks y la Kaioshin del tiempo para corregir las anomalías y perturbaciones en la línea de tiempo causada por los malvados Mira, Towa, y Demigra.

A partir de febrero de 2016, el juego había vendido más de tres millones de copias en todo el mundo.

Autor: Daniel

Mi nombre es Daniel Fernández, soy Diseñador Gráfico y redactor de DragonBall.Uno. Me declaro fan incondicional del Universo de Dragon Ball ya que marcó mi infancia y cambió mi vida.

Ver todos los artículos de Daniel →

Deja un comentario