Dragon Ball Z: Crean versión real de la espada de Trunks

Espada de Trunks

Espada de Trunks

¡La espada de Trunks, una de las espadas más famosas de Dragon Ball, por fin es real! No viene desde el futuro, pero un equipo de herreros la creó a petición de sus fans en YouTube. Su espectáculo se llama «Man at Arms» y los episodios se emiten en su canal de YouTube «AWE me».

Espada de Trunks

El principio es simple: todos los lunes, estos herreros y artesanos preguntan a los usuarios ¿qué arma les gustaría que forjarán en el siguiente episodio? y esta vez fue el turno de la espada de Trunks, que fue una de las más estresantes.

El equipo de “Baltimore Knife and Sword” diseñó esta espada basada en el modelo de Akira Toriyama.

Anteriormente, ya habían recreado la espada de Cloud (Final Fantasy 7), la espada Asuna (Sword Art Online), el arco de Katniss (Los juegos del hambre) y otras armas míticas del cine o de series.

A simple vista, esta espada larga con estilo occidental parece muy simple y fácil de hacer, pero el equipo se dio cuenta rápidamente que en realidad resulta muy compleja de lograr. La espada mide 35 pulgadas o 89 cm.

El primer paso era batir el hierro caliente en bruto sin problemas con un martillo automático y un martillo en la mano para una mayor precisión.

Espada de Trunks

A continuación, se afina teniendo en cuenta que esta es la espada de doble filo, y con una punta en el extremo.

Espada de Trunks

El mango está hecho de metal, madera y una banda que giraron alrededor del mango para el agarre.

Espada de Trunks

Esta es la última etapa de esta magnífica espada que luego probaron en Majin Boo y otros productos. La espada es muy poderosa, y es, literalmente, un arma de guerra.

3

¿Qué les ha parecido el acabado de la espada? ¿Les gustaría tener una igual?

Espada de Trunks

Autor: Daniel

Mi nombre es Daniel Fernández, soy Diseñador Gráfico y redactor de DragonBall.Uno. Me declaro fan incondicional del Universo de Dragon Ball ya que marcó mi infancia y cambió mi vida.

Ver todos los artículos de Daniel →

Deja un comentario